Antes de apuntar a un objetivo verifica primero adonde estas

Yo viajo a menudo por mi trabajo y de vacaciones y paso muchas noches en hoteles. En mis viajes, un día entre al elevador a presionar el botón al piso 11. Me di cuenta de que el elevador solamente llegaba al piso 6. Salí y entre al otro ascensor y lo mismo ocurrió. Me quede perplejo. Pero pronto me di cuenta de que la semana anterior había estado en el piso 11 y que había olvidado que esta semana estaba en el piso 5.

Creo que mi experiencia es una analogía que nos dice que antes de alcanzar nuestras metas debemos saber dónde estamos y adónde vamos. Yo pensaba que mi meta era llegar al piso 11. Si hubiera continuado tratando de obtener esa meta me hubiera fastidiado y con tiempo avergonzado.

Veo a personas que a diario tratan de alcanzar una meta que no esta ahí. Y siguen tratando. Se preguntan a si mismos si estarán en el elevador correcto sin ver que ni siquiera están en el hotel correcto.

Cuando sentimos que no alcanzamos nuestras metas, tenemos que tomar un vistazo a nuestra real meta. En mi caso mi meta real era llegar a mi cuarto. Para hacerlo, tenemos que saber y entender en donde estamos ahora y apuntar en la dirección hacia donde de verdad queremos ir. Así que nuestra primer pregunta debe ser siempre ¿estamos donde creemos que estamos?

Posted in Blog en Español.