Ten Cuidado Con Lo Que Pides

Muchos jefes tienen problemas con el rendimiento de sus empleados. Esto se refleja en las descripciones posiciones de trabajo que se anuncian, las cuales dicen buscar “gente motivada.”

En el trabajo existen varios tipos de individuos:

  • Los que necesitan motivación para hacer su trabajo
  • Los que son auto-motivados
    • Y cumplen con las funciones de su trabajo
    • O buscan hacer actividades por demás de lo que se les requiere

A los líderes les gusta enlistar a los últimos en esta la lista porque creen que ellos pueden trabajar con mínima supervisión. ¿Y cómo sería esto algo negativo? También esperan evitar a los que necesitan instrucciones porque parecen ser los menos motivados del grupo.

Los problemas que los lideres confrontan con gente de alta motivación no son tan obvios al principio como los que confrontan con gente menos motivada. Todo empieza con cambiando el enfoque de su atención a actividades de trabajo que no se alinean a los objetivos de la corporación.

La motivación alta y exceso de energía pueden ser de gran valor, pero solo cuando se le da dirección. No podemos suponer que solamente porque alguien demuestra iniciativa, que ya saben lo que deben hacer o cuáles son sus límites.

Es necesario establecer expectativas claras desde el principio con individuos y discutan claramente los límites tanto en cuanto a lo mínimo que se espera de cada quien así como el alcance máximo que tiene cada uno de ellos.

Posted in Blog en Español.